Nudismo y Yoga

Hablar de yoga implica toda una vida para contextualizarlo. No pretendo explicarlo, seria pretencioso de mi parte. Solo deseo dejar en ustedes algunos conceptos que los anime a conocer más, unirse a un maestro para aprender, y disfrutar de los beneficios de entrar en su camino.

Yoga significa Unión, en Sanscrito, que es una lengua de la India que está dentro de las tres lenguas más antiguas documentadas junto al Hitita y al Griego Micénico. Etimológicamente es la raíz de la palabra yugo, elemento con el que unen a los bueyes para arar. Y de la palabra conyugal, que es la unión de la pareja.

El Yoga surgió como una práctica que facilitaba estados de consciencia en los seguidores del Hinduismo, Budismo y Jainismo, pero con el tiempo se extendió entre personas de diferentes creencias y religiones.

Hoy es una forma de encontrar la Unión desde dos posturas del Yoga, algunas personas asumen ambas para disfrutar sus beneficios. Hay quienes buscan la Unión entre el YO, o mi individuo, con DIOS o los DIOSES, según la creencia de cada uno, en la postura Espiritualista del Yoga, ya sea Teológica o No Teísta, ya sea Mono Teísta o Poli Teísta, ya sea Teo Céntrico o no. Y está la postura racionalista, que pueden asumir personas Ateas o Agnósticas, quienes emprenden el camino de la unión del YO con el Universo, el planeta, el medio ambiente y con uno mismo en la búsqueda de un bienestar físico, emocional y mental.

Los seguidores de las distintas doctrinas sostienen que todos los caminos conducen al mismo fin.  Beneficiarse a través de la consciencia y el conocimiento, y sobre todo, a través de beneficiar a los demás, al medio ambiente y al planeta a por medio de hechos convertidos en forma de vida.

Desde el Raja Yoga se nos invita a la no violencia a través de la sensibilidad hacia otros seres, es decir, pensar en el otro. Se nos invita a no mentir, no robar, a interesarnos por conocer lo que nos quieren enseñar, a no apegarse, a mantener una limpieza física y mental, a encontrar la completa satisfacción apreciando lo que tenemos para disfrutar, a ser disciplinados, a repetirnos buenos pensamientos a nosotros mismos, ser positivos, a ofrecer nuestra vida al beneficio de los demás y el universo, a mantener una buena postura, a respirar bien, a comer lo necesario, a concentrarnos, a meditar y disponernos a absorber lo que nos rodea.

Desde el Gñana Yoga se nos invita a la gnosis, es decir, a buscar el conocimiento.

El Karma Yoga nos enseña la importancia de la “acción” es decir, que lo que “hagamos” tiene una consecuencia, y es importante prever que esa consecuencia sea benéfica, nuestros actos determinan nuestro bienestar, el de los demás y el del medio ambiente.

Dentro de las prácticas del Yoga encontramos el Hatha Yoga, que es la parte más difundida el Yoga en el mundo, y se trata de beneficiarse física, emocional, mental y espiritualmente, según cada quien desee involucrarse en la práctica constante de posturas corporales muy estudiadas llamadas Asanas.

El Kriya Yoga nos invita a la consciencia en la buena práctica de los deberes cotidianos, la laboriosidad y la disciplina.

El Prana Yoga hace énfasis en ejercicios de la respiración, la consciencia de las diferentes formas de respiración y la importancia de respirar bien.

Los Mantras son sonidos cuya ejecución y vibración nos benefician física, mental y emocionalmente y nos encaminan a estados de consciencia.

Los Mandalas son imágenes que al observarlas detenidamente o en el ejercicio de su elaboración, coloreándolos, dibujándolos, llenándolos de arena o materiales de colores, se convierte en excelente herramienta de concentración y camino hacia la de tranquilidad, relajación y estados de consciencia.

El Yoha Nidra nos invita a lograr el estado de meditación o “sueño lúdico” estado en el cual se logra mantener la mente en blanco y llegar a un alto estado de consciencia, lograrlo puede requerir años de preparación.

El Natha Yoga es el Yoga del baile, que integra las prácticas del Yoga a la danza en función de la educación.

El Kundalini Yoga nos invita a ser conscientes y canalizar el Kundalini o “energía vital” para encaminarlos al logro de buenos frutos, empeñar mi energía en el bien.

Ya desde antes del Yoga se desarrolló el interés por el estudio de lo sensorial, del naturalismo o relación profunda entre el ser humano y la naturaleza, y de los impulsos naturales del ser humano encontrando es ese ejercicio conceptos como el Tantra.

El Tantra, es una tradición, muy ancestral, que busca canalizar la energía vital o Kundalini que impulsa el deseo material, con el propósito de ponerla al servicio del desarrollo de la espiritualidad, lo que trae como una de las muchas consecuencias un mayor disfrute de la vida, dentro de la cual se encuentra la sexualidad, pero esta última no es el fin en sí mismo, sino un resultado de una vida plena.

Ya sea en el camino de la Unión con Dios, con el universo, o consigo mismo, es prerrequisito el conocimiento de sí mismo a través de la vivencia, de la experiencia, de la consciencia de lo vivido, del entendimiento de los actos y sus consecuencias, del análisis del cuerpo, su funcionamiento y la consciencia de sus necesidades, capacidades y posibilidades.

En la consciencia de sí mismo, se debe llegar al entendimiento del porqué me siento mal desnudo, qué significa para mí el vestirme y qué consecuencias me trae apegarme al vestido.

El malestar, incomodidad, vergüenza o nerviosismo que me genera el estar desnudo, es la consecuencia de lo que pienso, entiendo, siento, conozco y soy consciente de mí. Puede que la vergüenza de mi desnudes sea la consciente o inconsciente culpa que me genera el haber descuidado mi cuerpo. Puede que el miedo que siento ante mi desnudez, sea el miedo de no saber cómo reaccionare, de desconocerme, de no entender que significa para mí el vestirme, que busco realmente con ello y que apego he generado a el hecho de estar vestido. Puede que el malestar de la desnudez se relacione con experiencias negativas que he vivido estando desnudo, quizás durante mi educación, posiblemente por estar inmerso en mi cultura, de pronto como resultado de la tradición.

La postura crítica a la que nos invita el Yoga, nos pone en observación de lo sensorial, mental, emocional y natural que implica el hecho hoy día de estar desnudo y la búsqueda de la unión de nosotros al mundo que nos rodea, nos invita a desprendernos de las barreras que se interponen, el desnudarnos nos pone en actitud de observación, de conocimiento, de vivencia y consciencia de nosotros mismos, nos invita a entender quiénes somos, como reaccionamos y cómo podemos canalizar nuestras reacciones para beneficio de todos, si estoy desnudo y tranquilo, significa que me entiendo, me conozco, tengo el control de mi energía, la puedo usar con el propósito que desee conscientemente.

Un maestro en primer semestre me enseño, “Uno es lo que es, cuando no tiene nada, ni siquiera ropa” aprendí que, uno no es lo que tiene, uno es lo que está en capacidad de dar, hay personas tan pobres que lo único que tienen para dar es mentiras.

¿Te vistes por protección? ¿Por seguridad? ¿Por apariencia? ¿Por demostrar? ¿Por cubrir algo que no quieres revelar? ¿Por ocultar consecuencias de tus malos actos? ¿Porque no estas a gusto contigo? ¿Porque temes como vas a reaccionar?

Desnúdate, comparte con mucha gente alrededor desnudo, y entenderás, quien eres, qué deseas, qué tienes en realidad, en que debe cambiar tu vida y cuál es el camino que realmente quieres emprender.

El Nudismo te hará consciente de ti mismo, te permitirá la unión contigo mismo y, a partir de allí, con tu entorno, con el otro, con el medio ambiente, con el planeta, el universo y tu DIOS, cualquiera que este sea, si así lo deseas. El nudismo es el Yoga de la consciencia de sí mismo, de saber realmente quien soy. Namaste.

Por: Simon Aldesnudo

Twitter: @Simon_aldesnudo

Nudismocolombia1@gmail.com

By | 2018-06-21T22:09:58+00:00 junio 21st, 2018|Artículos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment