Mi primera vez en un espacio nudista

Siempre he tenido una controversia en mi cabeza por diferentes temas, después de un par de años, de pensarlo mucho he concluido que somos dos seres (o más si somos mujeres) al mismo tiempo: somos “buenos” y también “malos”, tenemos pensamientos “pecaminosos” y otros “puros” y es desde ese último pensamiento que empieza mi relato de la primera vez en un espacio nudista.

El Génesis es el relato bíblico del inicio de la humanidad, según la religión católica y tomaré textualmente un fragmento para explicar mi punto de vista “Como si se les abrieran los ojos, se dieron cuenta de que estaban desnudos. Entonces se hicieron ropa cosiendo hojas de higuera”. Genesis 3: 7. He pensado muchas veces que la ropa, esas prendas de vestir “obligatorias” tiene como objetivo, ocultar ese “pecado original”.

Playa- Imagen: Andrea

En Instagram, por pura casualidad y buscando cositas de yoga, me encontré con la página oficial de Nudismo de Colombia al cual sin dudarlo escribí para preguntar por si había un evento de cierre de año que involucrara yoga (y nudismo obviamente). Simón me respondió que no tenían nada planeado pero que podía organizar algo a lo cual respondí con mucha emoción que me encantaba y quedaba en espera de la organización de dicho evento.

El día planeado, estuve pensando qué clase de ropa ponerme y después de una obvia respuesta personal, concluí que no era necesario, tampoco era necesario pensar si mi cuerpo estaba o no bronceado o si me verían mis tatuajes, o si… Lo más importante era tener mi objetivo claro, estar segura de mi cuerpo y de mi misma.

Hablar con Simón fue algo agradable, sus ideas son claras y en ocasiones similares a las mías o totalmente opuestas, sin embargo, esto no nos impidió compartir una tarde maravillosa mientras llegaban las demás personas.

El grupo era bastante diverso: una pareja de esposos mayores, una chica con un lindo color de piel, un chico más o menos de mi edad, otra chica que llegó al rato con un gran cuerpo y Simón.

Playa – Foto: Andrea

Simón, la persona que nos iba a guiar la actividad (que a estas alturas no iba a ser de yoga) sino un espacio de relajación, nos pidió que organizáramos el espacio con el mat y los tapetes que teníamos a nuestro alcance. Empezamos la sesión cerrando los ojos y concentrándonos en nuestra respiración, Simón nos pidió que recordáramos los momentos difíciles que hubiésemos tenido durante el año y a través de quitarnos poco a poco la ropa, imagináramos que, de esa manera, se iban estas situaciones difíciles que tuvimos. Luego, nos pidió que recordáramos los buenos momentos y así, poco a poco termináramos de quitarnos nuestras prendas de vestir y terminar con nuestro cuerpo totalmente desnudo. Luego de eso, simplemente él nos llevo a pensar en nuestros objetivos para el siguiente año y de esa manera, aún con los ojos cerrados los que quisiéramos contáramos en voz alta nuestros planes y yo conté el mío… ¡Seguir viajando!

Luego de esta relajación, abrimos los ojos y fue algo muy natural para mi ver a todas las personas que estaban a mi alrededor completamente desnudas, sin tapujos, con completa naturalidad y expresión de tranquilidad en sus rostros. Vi cuerpos como el mío y eso me permitió sentirme segura y cumplir con mi objetivo. Después del compartir, fue extraño volver a ponerme mi ropa y realmente terminé poniéndomela mas por necesidad (frío Bogotano que ya no me gusta) que por placer. La noche terminó con otra charla agradable con otra persona que llegó tarde al evento pero que llegó con tanta energía que no me sentí intimidada porque había llegado a destiempo.

Tenía ideas prejuiciosas en mi cabeza del nudismo, pensaba que solamente podían asistir personas con un excelente cuerpo, una piel bronceada de manera pareja (no como mi bronceado de nucita actual), medidas 90-60-90 (ni quiero pensar en las mías) y los hombres deberían tener un pene grande y ancho.

Así que, si estas leyendo esto, llegaste hasta al final y todavía no sabes si asistir o no a un evento nudista te cuento que vas a encontrarte con una familia que respeta, ama y valora el cuerpo basado en el respeto por el otro.

Autora de este artículo: Andrea.

Especial para Nudismo Colombia

By | 2019-03-25T16:24:50-05:00 marzo 25th, 2019|Artículos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment